Cuando toca aumentar: Cómo comunicar que vas a subir tus honorarios a tus pacientes

Jun 19, 2023 | Dudas de psicólogos, Vivir de la psicologia

Hay un momento en la vida de todo psicólogo en el que debe enfrentarse a una gran incomodidad: subir sus honorarios.

Si, subir sus precios.

Es realmente complicadísimo para cualquiera porque implica definir cuánto necesitas subir y cómo decirle a tus pacientes sin sentirte incómodo, pero a la vez intentando que ese aumento no le afecte al paciente de tal forma que tenga que dejar de venir o reducir la frecuencia.

Y es que nadie habla de lo complicado que puede ser para nosotros, como psicólogos clínicos, sostener nuestros honorarios en un contexto de inflación económica. La realidad de tener que ajustar nuestras tarifas y comunicarlo a nuestros pacientes es un desafío que enfrentamos con incertidumbre y preocupación. En esta entrada, abordaremos cómo lidiar con el ajuste de honorarios en tiempos de inflación, reconociendo las dificultades que implica comunicarlo a los pacientes y el riesgo de que algunos deban abandonar el proceso debido a la nueva tarifa.

Lo más importante a tener en cuenta: esto nos pasa a todos. Todos en algún momento hemos sentido que nuestros honorarios ya están quedando muy abajo y básicamente que no nos alcanza para nada.

¿Por qué pasa esto? Principalmente por la inflación. El dinero que hoy cobras, en un tiempo no valdrá lo mismo y por lo tanto no tendrá el mismo poder adquisitivo. En algunos países esa sensación es más agobiante que en otros. Tenemos el caso de Argentina donde la inflación mensual supera fácilmente el 5%… CADA MES.

Entonces para un psicólogo argentino es muy complicado sostener un honorario durante mucho tiempo sin que la inflación se coma su dinero.

La regla “general” que funcionaba hasta hace unos años era aumentar o ajustar honorarios 1 vez al año. Pero hoy en día ese esquema ya no funciona.

Por eso hoy quiero desglosar algunos puntos importantes:

¿Cómo saber cuándo aumentar?

No hay fórmula mágica, pero es necesario tener presente algunas cuestiones:

Evaluar la necesidad de ajustar los honorarios: En primer lugar, es esencial evaluar si es necesario realizar un ajuste en nuestros honorarios de terapia. Por un lado, analicemos cuidadosamente los costos de vida y los gastos que llevan nuestro trabajo (formaciones, materiales, recursos, alquiler del consultorio, y también tooodos los impuestos a pagar como trabajador autónomo). Si estos gastos han subido, es lógico que debas subir tus honorarios también.

Otro punto a analizar son las las tendencias económicas locales para determinar si nuestras tarifas actuales son sostenibles a largo plazo. Esto quiere decir no sólo analizar los precios de los productos y servicios que consumes, sino también revisar los ajustes que hayan hecho en los servicios que tu mismo/a ofreces. Generalmente los colegios de psicólogos fijan mínimos referenciales, y muchas veces estás quedando por debajo de esos mínimos y no lo sabes. Pero más allá de esos montos que justamente son “mínimos”, también es importante analizar el margen de precios que colocan otros profesionales como vos, que tengan tu misma experiencia y formación. Muchas veces estamos cobrando por abajo de esos parámetros cuando la experiencia que tienes te respaldaría a ajustar tus tarifas.
Y también consideremos nuestra propia situación financiera y bienestar, con esto me refiero al estilo de vida de cada quien, lo cual es muy personal.

Si encontramos que el ajuste es necesario, podemos seguir adelante con confianza en la decisión tomada, pues no es para nada arbitrario.

¿Qué podemos hacer?

Reconocer la incertidumbre y las dificultades: Es comprensible que sintamos incertidumbre y preocupación al comunicar el ajuste de honorarios a nuestros pacientes. La posibilidad de perder a algunos de ellos puede generar ansiedad. Aceptemos estas emociones como parte del proceso de crecimiento profesional y recordemos que estamos tomando decisiones para mantener la calidad de nuestro servicio y nuestra propia estabilidad económica. Y aceptemos que es una posibilidad de la cual no tenemos ningún control. Muchas veces pensamos que reduciendo los costos o sosteniendo los honorarios aunque estén bajos lograremos que los pacientes no se vayan. Pero en realidad es un gran error. Sólo hará que debas trabajar más tiempo para lograr cubrir tus gastos, y por ende la calidad de atención se reducirá.

La comunicación efectiva es clave: Cuando llega el momento de comunicar el aumento de honorarios a tus pacientes, es importante abordar el tema con una comunicación clara y empática.

¿Cómo le decimos a nuestros pacientes?

Aquí hay algunos consejos para facilitar esta conversación:

  1. Prepara el terreno: Para esto me parece fundamental que lo hayas anticipado como una posibilidad. ¿Cómo se hace eso? Debes incluirlo en el consentimiento informado y en el contrato terapéutico que le haces firmar al paciente antes de comenzar el tratamiento. El paciente debe saber y aceptar por escrito que los honorarios se ajustarán aproximadamente cada cierta cantidad de meses. Si no sabes cómo escribir este clausula, descarga aquí un modelo de consentimiento:
  2. Explica los motivos: Comparte con tus pacientes las razones detrás del aumento de honorarios. Explícales cómo la inflación y los costos operativos han impactado en tu práctica, y cómo esto afecta tu capacidad para seguir brindando una atención de calidad. Es importante que entiendan que el aumento no es arbitrario, sino una necesidad para mantener la sostenibilidad de tu práctica.
  3. Ofrece alternativas: Si algunos pacientes expresan preocupación o dificultades para afrontar el aumento, considera ofrecer opciones flexibles. Puedes explorar la posibilidad de planes de pago ajustados a sus posibilidades económicas, tarifas diferenciales en casos excepcionales o incluso referirlos a otros colegas con honorarios más accesibles. El objetivo es buscar soluciones que permitan mantener la continuidad de su tratamiento.
  4. Brinda apoyo emocional: Sabemos que este puede ser un momento desafiante tanto para vos como para tus pacientes. Por eso es importante sostener y brindar apoyo. Comunicar que comprendes su preocupación y que estás dispuesto a apoyarlos en este proceso de transición. Escucha sus inquietudes y brinda espacio para que expresen sus emociones al respecto.
  5. Mantén una actitud profesional: Aunque la situación pueda generar tensión o incomodidad, es esencial mantener la calma y la profesionalidad durante estas conversaciones. Evita entrar en debates o discusiones innecesarias. Mucho menos en comentarios de tinte político que lejos de provocar identificación o acuerdo, pueden provocar todo lo contrario. En su lugar, enfócate en transmitir tranquilidad y seguridad en tu decisión.

Sabemos que comunicar un aumento de honorarios no es una tarea sencilla, pero es una parte necesaria para garantizar la sostenibilidad de tu práctica y tu crecimiento profesional. Por eso, sin culpas… cuando toca, toca.

Con una comunicación empática, clara y respetuosa, puedes abordar este tema de manera efectiva y mantener una relación saludable con tus pacientes.

Cuéntame en comentarios si este es un tema que te genera dudas, preocupaciones o incomodidades, y cómo lo manejas.

Quizás también te interese leer:

2 minutos que te harán mejor psicólogo

En tu email, cada semana

En mis emails te hablo sobre cómo emprender como psicólogo y de todo eso que no nos enseñan en la facultad pero que te encantaría saber porque te haría la vida más fácil.

Leer estos emails no te toma más de 2 minutos y además recibes un kit de regalo:

✺ de regalo en tu mail ✺